top of page

Sobre los permisos de trabajo


Aunque no existe una definición legal propiamente dicha, los permisos de trabajo en materia de seguridad y salud en el trabajo como concepto se pueden entender como los documentos que se utilizan para verificar que las condiciones del trabajo a desempeñar por parte de un colaborador sean seguras, especialmente cuando se trata de actividades críticas o riesgosas mitigando así la ocurrencia de incidentes y accidentes relacionados con el trabajo.


Estos permisos dependiendo del trabajo se pueden presentar en actividades rutinarias y no rutinarias constituyendo un protocolo para su ejecución.


Según su obligatoriedad, puede existir dos clases de permisos de trabajo:

1. Los establecidos por un contratante como dueño de la obra o la planta donde se ejecutan trabajos de alto riesgo (generalmente en aquellos clasificados en riesgo 4 y 5) como un método de control administrativo para que el contratista cumpla con los parámetros contractuales de la ejecución de su actividad riesgosa sin poner en riesgo la continuidad de negocio, la producción, los bienes y la seguridad de los trabajadores principalmente del contratante.


Estos permisos de trabajo no son exigidos por la ley, pero forman parte de las actividades que por costumbre se realizan en la gestión de contratistas riesgosos bajo sus propios lineamientos con apoyo del personal experto en seguridad y salud en el trabajo tienen una utilidad administrativa y contractual, y;


2. Los permisos de trabajo o listas de chequeo para la realización de actividades peligrosas que son verdaderos controles a los riesgos laborales y se encuentran regulados y exigidos expresamente por la normatividad para trabajo en alturas y espacios confinados en las Resoluciones 4272 de 2021 y 491 de 2020.


Estos permisos de trabajo deben ser emitidos conforme a la reglamentación vigente y el personal idóneo bajo la responsabilidad del empleador directo (usuaria en el caso de las temporales y contratante en el caso del contrato de prestación de servicios donde el contratista sea persona natural) de las personas que realizaran las actividades según los parámetros establecidos en cada Resolución. Por lo tanto, forman parte de las actividades de prevención de ATEL que deben implementar los contratantes de personal en los términos indicados.


En este sentido cada empleador debe emitir su propio permiso de trabajo ya sea administrativo como en el primer caso u obligatorio para el segundo, o los dos sin que este último pueda ser sustituido, por lo que los permisos que emplee la Empresa contratante no son válidos para reemplazar la obligación del empleador.


Brindamos asesoría legal en esta materia, conozca como podemos ayudarlo aquí: https://www.legalsas.com/servicios-que-ofrecemos



21 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page